¿QUE PUEDES HACER PARA QUE NO TE ROBEN LA BICICLETA?

By 25 julio, 2017Noticias, Urbikes City
todo-tienes-que-comprar-para-que-no-roben-tu-bicicleta

Urbikes dedica sus esfuerzos en innovación y diseño de productos que aporten seguridad a las bicicletas. Los aparca bicicletas públicos diseñados por Urbikes son seguros. Las bicicletas diseñadas por Urbikes son resistentes y seguras. Pero, ¿por que aún se siguen robando miles de bicicletas?.

Está claro y demostrado que robar bicicletas en España es un acto con fin lucrativo, y por eso es tan importante que tanto los diseñadores de productos como los usuarios tengamos muy claro que una bicicleta en la calle vale lo que vale su candado. En sectorasegurador nos explican la situacion legal de los robos de bicicletas en España.

Tambien os dejamos una pequeña guía de candados, bloqueadores, cierres, tornillos e información básica que conviene saber para no tener sorpresas.

Sustracción, hurto o robo de bicicletas. ¿En qué se diferencian?

La situación legal de los robos de bicicletas en España es bastante particular y conviene conocerla para saber a qué nos enfrentamos cuando nuestra bici ha desaparecido.

Entre los tres, el delito más grave es el robo. Según el artículo 237 de nuestro Código Penal, “son reos del delito de robo los que, con ánimo de lucro, se apoderaren de las cosas muebles ajenas empleando fuerza en las cosas para acceder o abandonar el lugar donde éstas se encuentran o violencia o intimidación en las personas, sea al cometer el delito, para proteger la huida, o sobre los que acudiesen en auxilio de la víctima o que le persiguieren.”

Hay que tener muy claro que la condición de “fuerza en las cosas” no se refiere a la bicicleta, sino a las cosas que permiten acceder al lugar en el que se va a robar, como por ejemplo, la puerta de una casa o de un trastero.

Así pues, la rotura de un candado que ata una bici en la calle no es un robo, sino un hurto. El hurto consiste en la apropiación de un bien ajeno (la bicicleta) sin el consentimiento de su dueño y con ánimo de lucro (para quedársela o venderla). La pena para este delito tiene diferente consideración según el valor del bien hurtado. Si el valor supera los 400€ la pena es de 6 a 18 meses de prisión. Si el valor es inferior la pena es de 1 a 3 meses. Estas penas se impondrán en su mitad superior (de 12 a 18 meses o de 1,5 a 3 meses, respectivamente) si para cometer el hurto se hubiese eliminado o inutilizado el dispositivo de seguridad instalado en la bicicleta.

Por último, hay que tener en cuenta también la figura jurídica de la “sustracción”. El artículo 244 del Código Penal define:

1. “El que sustrajere o utilizare sin la debida autorización un vehículo a motor o ciclomotor ajenos, sin ánimo de apropiárselo, será castigado con la pena de trabajos en beneficio de la comunidad de treinta y uno a noventa días o multa de dos a doce meses, si lo restituyera, directa o indirectamente, en un plazo no superior a cuarenta y ocho horas, sin que, en ningún caso, la pena impuesta pueda ser igual o superior a la que correspondería si se apropiare definitivamente del vehículo”.

2. Si el hecho se ejecutare empleando fuerza en las cosas, la pena se aplicará en su mitad superior.

3. De no efectuarse la restitución en el plazo señalado, se castigará el hecho como hurto o robo en sus respectivos casos.

4. Si el hecho se cometiere con violencia o intimidación en las personas, se impondrán, en todo caso, las penas del artículo 242.

Como vemos, este artículo se refiere a vehículos a motor y ciclomotores, pero no a bicicletas.

La figura de la bicicleta no está contemplada ni en este ni en otros artículos del Código Penal, por lo que la sustracción de una bici, “sin ánimo de apropiársela” (por ejemplo, para usarla unas horas y después abandonarla), no es delito, aunque para ello se haya roto el candado.

Esta diferencia jurídica entre robo y hurto es fundamental también para los seguros de bicicletas. Los seguros de hogar, que pueden incluir también la cobertura de la bicicleta, suelen hacerse cargo de los robos, no de los hurtos. Si crees que debes proteger tu bici de los hurtos que puedan ocurrir en la calle, deberías leer esta guía sobre los seguros para bicicletas y contratar una póliza con una aseguradora que ofrezca coberturas específicas para hurtos.

Si ya has aclarado tus dudas legales y ya te has decidido por alguno de los elementos que te hemos presentado más arriba para que mejorar la seguridad de tu bicicleta, no dejes de leer. Te presentamos a continuación algunos consejos para que no te roben la bici o para recuperarla si los ladrones ya han hecho de las suyas.

Consejos para que no te roben la bicicleta

  • Utiliza uno o varios candados para atar el cuadro y ambas ruedas a la vez
  • Intenta no dejar tu bicicleta en la calle sin candados, ni siquiera para entrar un minuto en una tienda.
  • Customiza tu bicicleta con elementos identificativos claros para que sepas que es tuya.
  • A no ser que sea imprescindible, evita dejar tu bici en la calle por la noche, aunque quede atada.
  • Si vives en una zona problemática o en la que ha habido robos con anterioridad, asegura tu bici con un candado incluso dentro del trastero o del garaje. Una buena técnica es atar dos o tres bicis juntas en la dirección opuesta, para que así sea más difícil sacarlas por la puerta del trastero.
  • Si aparcas habitualmente en un parking para bicis público, vigila tus ruedas. A veces los cacos las pinchan para que no te la puedas llevar y la dejes ahí unas horas más, ganando algo de tiempo para robarla.
  • Inscribe tu bici en el Biciregistro de tu ciudad. El Biciregistro funciona en la mayoría de las principales ciudades de España y también en muchas localidades menores, y es de gran utilidad para recuperar tu bici si ha sido encontrada por la policía tras un robo.
  • Conserva siempre que puedas la factura de compra de tu bicicleta. Será necesaria para determinar el valor de la misma tras un robo y también para dar un parte al seguro.

 

Credits:

Foto: Sectorasegurador

Texto: http://www.sectorasegurador.es